Comunicación

La radio digital

La radio digital ya es una realidad.Una realidad aún por explotar ya que no está totalmente extendida, pero a poco son más las emisoras que tienen cobertura en esta nueva fórmula de radiodifusión.

La radio digital es la nueva forma de transportar la señal radiofónica, que se conoce con las siglas anglosajonas D.A.B. (Digital Audio Broadcasting). La transmisión digital consigue un uso más eficiente del espectro radiofónico, al reducir a una sola frecuencia la cobertura nacional por cadena, lo que marca un punto y aparte en la historia de la radio.

Hasta ahora la señal analógica, que conocemos -tanto en AM como en FM- puede sufrir alteraciones en el transcurso de su ruta hasta el receptor. Sin embargo, el D.A.B. tiene una capacidad de eludir estas interferencias.

La clave de la radio digital radica en el medio de transmitir la señal. Al ser comprimida en el espacio, donde antes cabía una sola frecuencia ahora puede ofrecerse hasta un total de seis.

La calidad de los programas en DAB es similar a la del disco compacto pero no exactamente la misma, aunque al oído le suene prácticamente igual. Para poder emitir 6 programas por el mismo múltiplex es necesario reducir información, eliminando aquella que el oído no puede oír, manteniendo una calidad conveniente para la radiodifusión, suficiente para un oído medio y que a un oído experto le cueste distinguir del original.

La pregunta ahora es ¿qué debemos hacer para escucharla? Pues bien, Los automóviles van a ser los primeros en beneficiarse de las ventajas de la señal digital y la mayoría de los fabricantes de coches de gama alta tiene previsto incorporar los receptores digitales a su actual equipamiento de serie.

Los receptores tradicionales no están técnicamente preparados para recoger la señal digital, por lo que es necesario hacerse con un sintonizador especial, que puede combinar la recepción digital con las tradicionales FM y AM.

El ordenador personal puede convertirse en un receptor radiofónico, gracias a las tarjetas de radio digital para PC que actualmente se comercializan en el mercado.

Un receptor DAB, según el estándar Europeo, debe poder trabajar en frecuencias que vayan desde los 174Mhz a los 240Mhz (en banda III) y entre 1452Mhz y 1492Mhz (en banda L). Deberá contar con una salida de audio y según los modelos y necesidades con salida para datos. Deberá ser capaz de detectar el modo de transmisión y conmutar al modo de recepción correspondiente. El codificador utilizará una frecuencia de muestreo de 24 a 48 Khz y tendrá que ser capaz de conmutar entre las distintas tramas de datos cuando sea necesario (según los datos que se quieran recibir o si nos estamos desplazando). Debe ser capaz de decodificar un programa de audio estéreo con una tasa binaria de 256Kbit/seg. En caso de servicio cifrado (de pago) el receptor deberá informar al usuario-usuaria de este servicio. Es recomendable que tenga un display de 8 caracteres alfanuméricos (letras y cifras) como mínimo, que informen del servicio prestado, tipo de programa, trama y segmento seleccionado.

Como ya hemos dicho, la radio digital es mejor que la analógica que hoy disfrutamos todos los usuarios, pero detallemos sus características:

  • Eficiencia en la utilización del espectro y la potencia. Se utiliza un único bloque para una Red nacional, territorial o local terrenal, con transmisores de baja potencia.

  • Mejoras en la recepción. Mediante el sistema DAB se superan los efectos que la propagación multitrayecto, debida a las reflexiones en edificios, montañas, etc., produce en los receptores estacionarios, portátiles y móviles y se protege la información frente a interferencias y perturbaciones. Estas mejoras se logran mediante la transmisión COFDM que utiliza un sistema de codificación para distribuir la información entre un elevado número de frecuencias.

  • Rango de frecuencias de transmisión: El sistema DAB está diseñado para poder funcionar en el rango de frecuencias de 30 MHz. a 3.000 MHz.

  • Distribución: Se puede realizar por satélite y/o transmisiones terrenales o de cable utilizando diferentes modos que el receptor detectará automáticamente.

  • Calidad de sonido: Es equivalente a la del Disco Compacto (CD). En el sistema DAB se aprovecha el efecto de enmascaramiento que se produce debido a las características psicoacústicas del oído humano, ya que no es capaz de percibir todos los sonidos presentes en un momento dado, y por tanto no es necesario transmitir los sonidos que no son audibles. El sistema DAB utiliza un sistema de compresión de sonido llamado MUSICAM para eliminar la información no audible, consiguiendo así reducir la cantidad de información a transmitir.

  • Multiplexado: De manera análoga a como se entra en un multicine donde se exhiben varias películas y selecciónanos una de ellas, es posible “entrar” en un múltiplex DAB y seleccionar entre varios programas de audio o servicios de datos. El sistema DAB permite multiplexar varios programas y servicios de datos para formar un bloque y ser emitidos juntos, obteniéndose la misma área de servicio para todos ellos.

  • Capacidad: Cada bloque (múltiplex) tiene una capacidad útil de aproximadamente 1,5 Mbit/s, lo que por ejemplo permite transportar 6 programas estéreo de 192 kbit/s cada uno, con su correspondiente protección, y varios servicios adicionales.

  • Flexibilidad: Los servicios puede estructurarse y configurarse dinámicamente. El sistema puede acomodar velocidades de transmisión entre 8 y 380 kbit/s incluyendo la protección adecuada.

  • Servicios de Datos: Además de la señal de audio digitalizada, en el múltiplex se transmiten otras informaciones:

  • El canal de información: Transporta la configuración del múltiplex, información de los servicios, fecha y hora, servicios de datos generales como: radio búsqueda, sistema de aviso de emergencia, información de tráfico, sistema de posicionamiento global, etc.

  • Los datos asociados al programa se dedican a la información directamente relacionada con los programas de audio: títulos musicales, autor, texto de las canciones en varios idiomas, etc.

  • Servicios adicionales: Son servicios que van dirigidos a un grupo reducido de usuarios, como por ejemplo: cancelación de tarjetas de crédito robadas, envío de imágenes y textos a tableros de anuncios electrónicos, etc.

  • Todos estos datos se reciben a través de una pantalla incorporada al receptor

  • Coberturas: la cobertura puede ser local, regional nacional y supranacional. El sistema es capaz de añadir constructivamente las señales procedentes de diferentes transmisores en el mismo canal, lo que permite establecer redes de frecuencia única para cubrir un área geográfica determinada en la que es posible utilizar pequeños transmisores para cubrir las zonas de sombra dejadas por aquellos.

 

– La radio digital en España

 

La Asociación Foro de la Radio Digital, la cual comprende radiodifusores públicos y comerciales, eligió su comité de Dirección a finales de enero de 1998 y estableció 3 grupos de trabajo (técnico, comercial y legal).

Las primeras radiodifusiones digitales en España comenzaron en abril de 1998 en Madrid, Barcelona y Valencia. Actualmente existen servicios en el País Vasco, Cataluña y Galicia.

En Cataluña, el Centre de Telecomunicacions de Catalunya tiene una red de cinco transmisores en Alpicat (Lérida), Collserola (Barcelona), Montecaro (Tarragona), Musara (Tarragona) y Rocacorba (Gerona) operando en el canal 11D. En la actualidad, los cinco transmisores cubren aproximadamente el 80% de la población de Cataluña.

En Madrid y Barcelona, se están emitiendo actualmente, los múltiplex denominados MF-1; MF-2 y FU-E.

Su contenido es el siguiente:

MF-1
Madrid – canal 9D
Barcelona – canal 10A
Radio 1
Radio 5
Cope Digital
Intereconomía
Radio Marca
El Mundo
MF-2
Madrid – canal 8A
Barcelona – canal 8A
Ser Digital
Onda Cero Radio
Quiero Radio
Onda Rambla
Punto Radio
Radio España
FU-E
Madrid – Barcelona
canal 11B
Radio 1
Radio Clásica
Radio 3
Radio 5
Comeradisa
Grupo Godó

 

El Gobierno Vasco tiene un transmisor de 300 W (Zaldiarán) operando en pruebas desde noviembre de 1999, suministrando cobertura para 230.000 habitantes en torno a la ciudad de Vitoria y difundiendo Radio Euskadi.

Desde el 23 de julio está en vigor en España la regulación legal sobre radiodifusión sonora digital terrenal:

-Hay seis programas por múltiplex.

  •  RNE tiene cuatro programas en el único múltiplex nacional sin desconexiones y dos programas en uno de los múltiplex nacionales con desconexión territorial.

  •  El Gobierno Español tiene la competencia para las concesiones de los programas en los tres múltiplex nacionales.

  •  Existe también un múltiplex regional sin desconexión y otro con desconexión provincial para cada Comunidad Autónoma, y los múltiplex locales que decida cada Comunidad Autónoma.

  •  El Gobierno de cada Comunidad Autónoma tiene hasta tres programas en cada uno de los múltiplex regionales.

  •  Los Gobiernos de las Comunidades Autónomas tiene las competencias de los múltiplex regionales y locales.

 

Artículo de http://www.laflecha.com/

 

Radio digital en España: el difícil avance de una tecnología estancada

En julio de 1999 el Gobierno aprobó la norma que ordenaba la radiodifusión digital, un sector cuyas expectativas eran más que halagüeñas. Sin embargo, hoy la situación es bien distinta: el número de receptores es muy limitado, el desarrollo tecnológico no ha se ha producido al ritmo que se esperaba y el grado de conocimiento de la audiencia resulta casi nulo. Alfonso Ruiz de Assín, secretario general de la Asociación Española de Radiodifusión, define la situación: “Estamos en un momento de práctica suspensión del desarrollo de la radio digital”. Por I. Moreno de Mediabriefing.

 

El plan técnico de 1999 se completó con las concesiones de licencias de radio digital que el Gobierno aprobó en marzo del año 2000.

 

Un simple vistazo a recortes de prensa de aquellos años da idea de las grandes esperanzas que se habían depositado en este soporte: los cálculos indicaban que los beneficios llegarían para 2006 o 2007, se esperaba que la propia audiencia forzaría el arrinconamiento de los viejos transistores en beneficio de los nuevos aparatos e imperaba el convencimiento de que, una vez probado este sistema, nadie querría volver a las emisiones convencionales.

 

Sin embargo, la realidad ha sido mucho menos benevolente. Alfonso Ruiz de Assín es secretario general de la Asociación Española de Radiodifusión Comercial (AERC) y presidente de la Asociación Internacional de Radiodifusión (AIR). Además es secretario del Foro de la Radio Digital, entidad formada por todos los implicados en el desarrollo del soporte (emisoras públicas y privadas, responsables técnicos y productores de aparatos emisores y receptores), cuyo objetivo es impulsar el desarrollo de la radio digital en España.

 

En su opinión, “nos encontramos en un punto de práctica suspensión del desarrollo de la radio digital”. Se da la paradoja de que el calendario técnico previsto de implantación de la nueva tecnología se está cumpliendo, pero no ha ido acompañado de la promoción necesaria para despertar el interés de audiencias y anunciantes.

 

Según el experto, “aunque la cobertura de la población es ya del 60% y está previsto que próximamente alcance el 80% de la población, no puede darse en este momento una fecha fija de desarrollo sustancial de la radio digital”.

 

Una tecnología poco y mal promocionada

 

Los implicados en la puesta en práctica de esta tecnología señalan como una de las razones principales de su escaso auge la falta de apoyo de las instituciones. Ya en 2004 el Foro de la Radio Digital solicitó apoyo gubernamental para ahondar en este empeño, pero el año pasado el Ministerio de Industria rechazó la posibilidad de subvencionar la compra de receptores.

 

Precisamente esta falta de apoyo se señala también como una rémora en el avance de la nueva tecnología en un reciente estudio sobre el panorama radiofónico español realizado por los profesores de la Universidad Autónoma de Barcelona Josep M. Martí y Montse Bonet. En él definen el sistema DAB como “una buena tecnología con una gestión nefasta”, y recalcan la falta de políticas incentivadoras y la escasa voluntad por potenciar un nuevo mercado como razones de su estancamiento.

 

Ruiz de Assín añade otras razones para este retraso: “Aunque la señal digital está siendo emitida al aire por los concesionarios, la carencia de aparatos receptores, la carencia de espectro digital para satisfacer a todos los candidatos a disponer de una emisora digital y, como consecuencia, la falta de campañas de promoción, son las principales causas de este desarrollo”.

 

En el estudio antes reseñado también se aporta el argumento de que esta tecnología, a diferencia de la televisión, no tiene una fecha para el ‘apagón’ analógico. Esto convierte a la radio digital en competidora de la analógica, lo que, en opinión de los autores del informe, no contribuye a hacerla más atractiva. Ruiz de Assín puntualiza que “no está previsto un apagón analógico en radio, ya que al no haber espectro digital para todos no se puede dejar fuera a los radiodifusores actuales que no dispongan de una frecuencia digital”.

 

Operadores desconcertados

 

Actualmente emiten a través de este sistema las principales cadenas (RNE, Cadena SER, Cadena COPE, Onda Cero, Intereconomía, Cadena Ibérica) y los operadores a los que se les concedió licencia en el año 2000 (El Mundo, Marca, Grupo Godó y Vocento).

 

Sin embargo, las expectativas han caído por las razones antes señaladas. Buena prueba de ello es la paralización de algunas de las páginas en Internet dedicadas a informar sobre los avances de esta nueva forma de hacer radio. Entre ellas destaca, por ejemplo, la del diario El Mundo, la del deportivo Marca o la propia web del Foro de la Radio Digital, actualizada por última vez en julio de 2004.

 

Alfonso Ruiz de Assín, respecto al grado de confianza que puedan mantener aún los operadores en el avance de esta tecnología, explica que “estamos en un momento de reflexión y de búsqueda de alternativas, y aunque el DAB sigue siendo una tecnología válida, se dibuja un futuro de combinación de tecnologías”.

 

En este sentido señala que “se está ya contemplando la convergencia de la radio y la televisión digital”, así como “la posibilidad de escuchar la radio digital a través de móviles y de ordenadores”. Respecto al soporte en que se desarrolle esta nueva tecnología también valora el papel de la red: “La radio ya se puede escuchar a través de Internet, por lo que la radio digital tendrá la misma oportunidad”.

 

Así a modo de conclusión y después de haber leído este artículo, podemos decir que el futuro de la radio digital está aún en el aire. Desde todos los ámbitos se ha de conseguir una mejor ‘publicidad’ ¿quién ha visto un anuncio de radio digital? Nadie. Pues hay que empezar por ahí, lo primero es hacer conocer el producto y sus ventajas, todos hemos visto la revolución que supuso el TDT, en apenas tres meses muchos hogares tenían sus receptores. Y para la radio debe ser igual, pues es el medio más inmediato, ese que te acompaña allá donde vayas, que te ofrece compañía, música e información, un medio que debemos potenciar y no dejar que su futuro sea incierto. Si la radio digital nos ofrece más calidad, más cobertura, más variedad; será mejor, por lo que se han de multiplicar los esfuerzos para que los plazos se cumplan y la radio digital a nivel nacional en España entre por la puerta grande.

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • Calendario

    • julio 2017
      L M X J V S D
      « Jun    
       12
      3456789
      10111213141516
      17181920212223
      24252627282930
      31  
  • Buscar